Alta y Adentro: Cuando ganar o perder cuenta, sucede lo bueno Imprimir
Noticias - Chihuahua
Escrito por Jaime Efraín Rey   
Jueves, 15 de Abril de 2010 11:45

 La serie Dorados-Tecolotes, ya ganada por los locales, ha sido un regalo para la afición. Ha sucedido mucho y todo bueno. Beisbol emocionante con resultados favorables. Eso sucede cuando las victorias cuentan y se sufren las derrotas. El primer juego fue excelente con pitcheo y fildeo buenos, con empate a una hasta la décima, se va arriba el rival en la pizarra y la adrenalina se eleva en la tribuna, final de alarido, de locura.

 

Tres cosas destacan en mi mente. Jacob Cruz dio el jomrón que ganó el juego. En la sequía actual de jomrones ese tablazo era necesario para ganar el juego. Seguirán siendo necesarios para ganar otros y vendrán de Cruz porque va saliendo del slump que lo tiene en .195.

Por lo pronto en el segundo juegos de la serie pegó doble he hizo un tirazo de línea a segunda para impedir que avanzara el bateador-corredor.

Triste que nadie habla del fildeo, cosas como ese tiro como que no se notan. No se mencionan en los medios si no se sacan outs extraordinarios en jom para ganar un juego.

 Pero es importante mantener honestos a los corredores, que no se tomen libertades y bases extra que no arrimen demás al jom. Evitar carreras es igual de importante que anotarlas.

Dentro de todo lo bueno falta que los caballos en el equipo pierdan pelotas más seguido. El pitcheo ha estado hermético pero falta poder en el bateo.

La reacción del público en ambos juegos ha sido impresionante. La tan esperada aceptación del equipo por nuestra gente, gente de pasión, gente que se mete en el corazón a sus equipos, Dorados ya es de ellos.

Más impresionante aun, el amor es mutuo. Dorados celebraron en el campo la victoria en el primer juego como si hubiesen ganado una serie mundial. Llegó lo que faltó en años pasados. Ahora ganar o perder importa, ahora el beisbol profesional importa en está grandiosa ciudad.

La reacción a la blanqueada, 7-0, no fue tan exagerada pero se nota satisfacción que no se ha convertido en complacencia a pesar de que el pitcheo fue sorprendente nadie se desmayó de susto.

Y vea como es el beisbol. El pitcheo ha sido el tendón de Aquiles del equipo y pues ahora el tendón está moviendo el píe en la dirección correcta. Dos carreras le han permitido a Tecolotes en la serie y van rumbo a regresarles la limpia que sufrieron en Laredo.

Anoche Ramón García con 99 bien colocados dardos colgó siete roscas y con ayuda del bullpen  se apuntó la blanqueada y la victoria.

 No es el primer buen juego que tira Ramón pero si fue uno de sus mejores. En lanzamientos acabó 99-61. Su control le ayudó a tirar su out pitch sin temor y salir ileso cuando se le amenazó.

Buen pitcheo con buen fildeo produce triunfos y anoche lo hubo porque García mantuvo la bola abajo y su cuadro se lució  fildeando rodados. Bobadilla, de segunda base, se trajo uno casi de la línea de foul para bonito out.

 Doce outs en rolas y tres en elevados sacó Ramón. Dos de los elevados fueron difíciles pero el güerito Gastelum y Jacob Cruz hicieron bonitas atrapadas.

El pitcheo de especialistas funciona mejor si el bullpen no entra hasta la octava, como anoche. Los abridores han lanzado más entradas y el bullpen ha respondido bien. Se ha manejado mejor el pitcheo que antaño.

Otra cosa importante, se les ha estado dando más oportunidades a los jóvenes y han respondido apoyados por veteranos como Hurtado y Arano.