Alta y Adentro: ¿Cantará en Delicias la señora gorda? Imprimir
Noticias - Chihuahua
Escrito por Jaime E. Rey   
Viernes, 17 de Septiembre de 2010 06:39

Decir que los Mineros de Parral enfrentan una situación algo difícil en Delicias es como decir que un examen de próstata es algo desagradable. Dicen en Estados Unidos, “esto no termina hasta que canta la señora gorda”. La señora no ha cantado pero ya hizo gárgaras, limpió su garganta y acomodó el micrófono. Pero con el consabido, “todo puede suceder en el beisbol”, nadie se atreve a decir que este arroz ya se cosió. El Chilaquil Rey se porta cauteloso y después del juego de mañana decido si es mi sobrino.

 
El catcher de Algodoneros dice, “claro que nos sentimos cómodos con una ventaja de dos juegos a cero pero no estamos confiados. Sabemos que Mineros se puede levantar y tenemos que seguir jugando fuerte para acabarlos”.
 
Del rumor de que Humberto Gutiérrez se agravó su lesión en una pierna corriendo a primera, el Chilaquil dice no saber nada, pero reconoce que ese sería un golpe al pitcheo parralense difícil de superar.
 
La salud de Beto es clave porque si Mineros va a sobrevivir necesita ganar el viernes, día en que usualmente lanza Beto.

 

De los Bravos, entoncés de Boston decían, “Spahn and Sain and two days of rain”. Para ganar dependían de los pitchers Warren Spahn y Johnny Sain y dos días de lluvia para repetirlos.
 
Después de Beto, Mineros necesita una semana de lluvia. Ninguno de los demás pitchers infunde temor. Eso no me lo dijo el Chilaquil pero sobra quienes lo dicen.
 
Algodoneros tienen listos a Luís Sánchez y a Álvaro Sandoval para abrir los juegos de viernes y sábado y con ellos ya puede cantar la señora gorda. Son gente de colmillo que sabe ganar juegos de alta presión. Claro, Sandoval es ex Mazorquero, señal de calidad.
 
Pero dice el Chilaquil que además tienen al mochiteco Luis Enrique Rodríguez, pitcher zurdo, que tiene para ser el estrella del equipo.
 
Rápidas de 84-85 millas con movimiento, curva venenosa, un slider rápido que entra al plato por la puerta de atrás, de esos que no se ven seguido, y un cambio en el que jala la bola como yoyo.
 
Mi corazón sigue con los chamacos de Parral, quienes aun perdiendo tienen mucho de que estar orgullosos. Son un buen equipo pero en el estatal ya no se puede ganar con puros locales.
 
Se compran los campeonatos con foráneos caros. Es bueno que descansen dos equipos el año próximo porque sentados en casa estarán igual de lejos de un campeonato.
 
Arturo Rey Valles, padre del Chilaquil, dice que deberían de permitir hasta tres profesionales auténticos por equipo, no los que se toman su vaso de atole en las dos ligas más fuertes y son más espectadores que participes.
 
Dice también, que deben permitir un extranjero y aumentar el número de juegos, posible con un beisbol más fuerte. Si yo tuviera un hijo jugando con un equipo rico sería de la misma opinión.
 
Contrario a más foráneos y extranjeros se necesita más del espíritu y voluntad parralenses, desarrollar gente local. Es increíble el amor regionalista que se les tiene a equipos en los que ya sobran foráneos.
 
LIGA MEXICANA

 
Una vez más circula el rumor de que la Liga Mexicana operará con cuatro equipos menos. Buena medida que no debe afectar a Dorados. Si el gobierno sigue metiéndole lana y le ayudan patrocinadores el equipo se queda.
 
Nadie se compromete a nada, pero no cubren muy bien sus huellas y los pocos pasos que dan van rumbo a otra temporada más aquí.
 
También se dice que formarán una liga menos costosa con los cuatro equipos eliminados y otros en ciudades que quieren beisbol profesional. Eso haría más sólida la situación de Dorados.
 
Imagine una liga inferior a la LMB compitiendo con el estatal cuando la más fuerte no ha logrado superar el arraigo del beisbol tradicional aquí.
 
Aunque si locales no compran el equipo, aquí no habría la obligación de darnos un equipo en esa liga. De todas maneras un recorte sería costoso los equipos, tan malos como la mayoría son, dicen costar entre cuatro y siete millones de dólares.
 
Aquí hay para todos, pero más no es siempre mejor. Los recortes en ambos circuitos son esenciales para obtener más calidad. Ninguno de los dos son tan fuertes como deben ser para atraer más afición. Pero el de LMB se ve difícil.