Un centenar de muertos en violento "día de la ira" en Egipto Imprimir
Noticias - El Mundo
Escrito por Valentín Ramírez   
Sábado, 17 de Agosto de 2013 09:18

Sólo en El Cairo fallecieron 50 personas. Decenas de miles alieron a la calle en varias ciudades tras la represión policial.

El Cairo. Protestas de islamistas desataron este viernes un baño de sangre en Egipto y dejaron más de 100 muertos en todo el país, en un "día de la ira" convocado por los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi contra la represión del gobierno apoyado por los militares.

Mientras el eco de armas automáticas resonaba en El Cairo, donde murieron unas 50 personas, el enfrentamiento parecía encaminarse cada vez más rápido hacia la confrontación armada, evocando conflictos del pasado entre militantes islamistas y el Estado de la nación más poblada del mundo árabe.

En tanto, unas 50 personas fallecieron en otras ciudades.

Después de hoy ¿qué musulmán volverá a creer en las urnas?

La jornada de protesta islamista en Egipto convocada bajo el lema “viernes de la ira” arrancó con nuevos enfrentamientos violentos entre los manifestantes y la policía: según las fuerzas de seguridad, cuatro personas murieron en Ismailiya. 

Los gobiernos occidentales pidieron moderación después de la muerte de cientos de personas en una ofensiva de las fuerzas de seguridad contra campamentos de manifestantes hace dos días.

El rey Abdullah de Arabia Saudita respaldó; sin embargo, las tácticas usadas por el gobierno contra la Hermandad Musulmana al decir este viernes que su nación apoyaba a Egipto en su lucha contra el "terrorismo".

Helicópteros del Ejército sobrevolaron a baja altura a los seguidores de Mursi reunidos en la Plaza Ramsés, escenario de gran parte del derramamiento de sangre del viernes en El Cairo. Humo negro emergía de al menos una enorme fogata que iluminaba el cielo nocturno tras la puesta del sol.

Un testigo de Reuters vio los cuerpos de 27 personas, aparentemente alcanzadas por balas y perdigones, envueltos en sábanas blancas en una mezquita. Testigos señalaron que las fuerzas de seguridad abrieron fuego desde varias direcciones cuando una estación de policía fue atacada.

Hombres con armas automáticas parecieron participar en las protestas en El Cairo.

”Tarde o temprano moriré. Mejor morir (luchando) por mis derechos que en mi cama. Las armas ya no me asustan más", dijo Sara Ahmed, una directora de negocios de 28 años, quien se unió a una marcha de miles de manifestantes en El Cairo. "No se trata de la Hermandad Musulmana, se trata de derechos humanos".