4T y monopolios farmacéuticos Imprimir
Opinión - Columnas
Escrito por Javier Félix Muñoz   
Jueves, 11 de Abril de 2019 16:57

Javier Félix Muñoz.

 

“El mundo al revés nos enseña a padecer la realidad en lugar de cambiarla, a olvidar el pasado en lugar de escucharlo, y aceptar el futuro en vez de imaginarlo.  En la escuela son obligatorias las clases de impotencia, amnesia y resignación”. Eduardo Galeano (1940 – 2015) Periodista y escritor uruguayo.

 

Para la corrupta elite económica – política del PRIAN, que por décadas gobernó a México en su exclusivo beneficio, la salud del pueblo fue solo un negocio más, ahora sabemos en la 4T que 15 empresas acapararon la compra de miles de millones de dólares del gobierno federal, las 3 primeras el 60% de esa cantidad.

 

Por acuerdo presidencial de Andrés Manuel, las 3 empresas están vetadas mientras tanto, no se compruebe que no existió corrupción en esas compras.

 

Los nombres de las empresas son: 1. Grupo Fármacos especializados, 2. Farmacéuticos Maypo, y 3. Distribuidora de Medicamentos y equipos médicos, a estas empresas se les relacionan con políticos de la pasada administración de alto nivel, ¿Quiénes serán?

 

La Secretaria de la Función Pública y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, por acuerdo presidencial, están investigando estos casos.

 

Es indudable que la 4T tiene una tarea urgente: hacer cumplir el Art. 28 Constitucional que prohíbe los monopolios en México, la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) es el organismo que supuestamente se encarga de evitar la existencia de los monopolios y sus prácticas, con un presupuesto de cientos de millones de pesos anuales tirados a la basura, ya que sus resultados han sido prácticamente nulos, esperemos que en la 4T la COFECE deje de ser un organismo tapadera, de monopolios, y cumpla su misión de hacer valer el Art. 28 Constitucional.

 

En Chihuahua se llegó al extremo de que, en casos de niños enfermos con cáncer, en lugar de tratarlos con quimioterapias, se les aplicaron soluciones similares al agua destilada, como fue denunciado en los gobiernos de Javier Duarte en Veracruz, y de Cesar Duarte en Chihuahua.  

 

Así lo dieron a conocer el Fiscal Cesar Augusto Peniche y el Secretario de Salud Ernesto Ávila, existe una denuncia penal ante la PGR, ¿Cuál es el estado de este expediente?, cita de la revista Proceso.

 

La Jornada del 11 de Abril: Firma México acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, para adquirir 250 clases de medicamentos, este acuerdo le permite a México diversificar sus proveedores de medicinas, y no estar sujeto únicamente a las trasnacionales farmacéuticas norteamericanas y europeas.

 

Algunos analistas como Darío Celis de El Financiero, opinan que la firma de este acuerdo AMLO – OPS, puede acarrearle a México un serio conflicto con las trasnacionales farmacéuticas norteamericanas, principales proveedores de fármacos a nuestro país, por la vieja consigna imperial, de que América Latina es el patio trasero de las trasnacionales norteamericanas, dado que la OPS es un organismo internacional, y adquiere insumos fuera de la región de Estados Unidos y Canadá, y cuenta con proveedores de China, India, Rusia, Singapur, Malasia, Bangladesh, Turquía y otras naciones que fabrican medicinas a muy bajo costo.

 

El sistema de salud pública, según datos de la oficina de la Presidencia, incluye a 71 millones de derechohabientes al 2014, 58 millones en el IMSS y 13 millones en el ISSSTE.

 

Más temprano que tarde, cualquier reforma estructural de la 4T, se topará con los intereses de las trasnacionales, el margen de maniobra es escaso, o prevalecen los intereses del nacionalismo mexicano o prevalecen los intereses del imperialismo y las trasnacionales, no hay términos medios.

 

En esta relación de poder y de capacidad de producción y competencia frente a las trasnacionales, todos los mexicanos, especialmente los empresarios nacionalistas, desde los muy grandes en capital hasta los muy pequeños, tenemos un papel que jugar, apoyemos a nuestra patria.

 

Diversificar internacionalmente la compra de medicinas para reducir costos y dependencia comercial está bien, está mejor fabricarlas en México, construir una auténtica soberanía en abasto de medicinas del sector público, que es la salud de 71 millones de mexicanos, ojalá que la 4T de ese paso.

 

La patria no se vende, la patria se defiende.