El agente que mató al menor en Juárez, violó la frontera Imprimir
Escrito por Redacción   
Jueves, 10 de Junio de 2010 04:04

La PGR anuncia que atraerá las pesquisas del homicidio; los tiros se hicieron de cerca, en el lado mexicano, afirma forense

Ciudad Juárez, Chih.- Sergio Adrián Hernández Güereca, de 15 años, a quien un agente de la Patrulla Fronteriza ultimó el lunes en las inmediaciones del llamado Puente Negro –que comunica Juárez con El Paso, Texas–, murió por tiros que se le hicieron de cerca, y su homicida estuvo del lado mexicano, pues se localizó un casquillo de bala calibre .40 milímetros en la escena del crimen, dio a conocer el Servicio Médico Forense de la Subprocuraduría de Justicia estatal para la zona norte de Chihuahua.La subprocuraduría informó en un comunicado que el cuerpo estaba sobre el bordo del río Bravo, en el lado mexicano, y fue encontrado a las 19:10 horas locales del pasado lunes.

 

Agregó que el disparo fue hecho de cerca, y que Sergio Adrián lo recibió en la región orbital izquierda.

El casquillo, añadió, “fue asegurado para ser enviado, previa cadena de custodia, al laboratorio de balística forense, donde se realizará el análisis correspondiente.

Una vez concluidas las pruebas en la dirección de servicios periciales, el Ministerio Público declinará la carpeta de investigación a su homólogo de la Procuraduría General de la República (PGR), ya que legalmente el crimen se cometió en una zona federal, por ser el límite entre México y Estados Unidos.

La PGR anunció esta noche que atraerá las investigaciones del caso una vez que la procuraduría chihuahuense concluya las diligencias que lleva a cabo.

El presidente municipal de Ciudad Juárez, José Reyes Ferriz, solicitó a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y a la Patrulla Fronteriza que presenten los videos del homicidio.

Se pronunció a favor de que se aplique la ley a el o los responsables de la muerte del adolescente, ocurrida debajo del Puente Negro.

Afirmó que se trabaja en coordinación con las autoridades consulares de México en Estados Unidos, para determinar las acciones que habrán de implementarse.

Al menos dos testigos declararon ante el Ministerio Público que el agente de la Patrulla Fronteriza no identificado que asesinó al adolescente estaba en territorio mexicano cuando tiró a matar en varias ocasiones contra Sergio Adrián, dijo Jesús Hernández, padre del menor.

El efectivo de la Border Patrol se llevó en la mano, con otros elementos, al menos dos cartuchos percutidos, sostuvo.

Añadió que Sergio Adrián no era migrante y mucho menos pollero, como indicaron autoridades del país vecino, sino un estudiante que tuvo la desgracia de parecer ilegal ante la vista de los agentes de Estados Unidos.

Añadió que el agente fronterizo cruzó el río Bravo y mató a Sergio Adrián “en México, y eso es un homicidio y un acto racista, no defensa, como aseguran en la migra”. Señaló que agentes fronterizos que acompañaban al homicida se llevaron a dos amigos de la víctima al lado estadunidense y los amenazaron de muerte.

María Guadalupe Güereca, madre del menor asesinado, también sostuvo que el agente de la Patrulla Fronteriza cruzó a México. Hay personas que aseguran tener todo grabado en un video y nos lo han ofrecido. Además están los amigos de mi hijo, pero los amenazaron con matarlos si decían algo. Ahora tienen miedo de hablar, señaló. (Rubén Villalpando, La Jornada)