Claustro Universitario: Imparten conferencia sobre “Biología de la violencia” Imprimir
Política - General
Escrito por Redacción   
Jueves, 28 de Junio de 2012 19:14

La violencia es uno de los problemas que se originan en las inadecuadas relaciones sociales y en muchos casos,  es parte de la cultura porque como sociedad se tolera, aseguró Martha Rebeca Herrera Bautista directora de antropología física del Inah.


Lo anterior en conferencia  denominada “Biología de la violencia, desde un enfoque biológico y socio cultural” impartida a alumnos y catedráticos del Claustro Univesitario, en la que se señaló que la violencia se origina del trato que recibe una persona cuando es muy joven y que llega a explotar sentimentalmente atreves del uso de la fuerza en una asimetría de
poder”.


Indicó que la violencia es sinónimo de poder para que la ejerza, pero la victima también sufre una serie de trastornos, y puede llegar a pensar que es normal, cuando en realidad es un problema que afecta a la sociedad y debe de prevenirse y tratarse, para evitar daños
mayores.


Este problema se genera si “los seres humanos no estamos en un contexto humano o no socializamos. Se ha mencionado que los hombres son violentos por naturaleza, pero esto tiene que ver con el proceso de socialización, así como también se ha demostrado que hay mujeres
violentas, pero que por el roll que juega en la familia aparentan ser sumisas”.


Destacó que la violencia humana parte de una cultura biológica, que necesita un tratamiento adecuado para evitar sociedades violentas.


“Si bien el problema de la violencia tiene un origen biológico, este tiene que ser analizado y tratado de manera profesional, pues las historias de vida de las personas dicen mucho y ahí radica el problema principal” dijo ante estudiantes de las carreras psicología criminal y criminología que coordina José Luis Prieto.


“La violencia es poder, cuando todo aquel que la ejerce siente un desprecio por los demás. Es una relación de asimetría con el poder, porque eso le da fuerza una persona para pasar sobre los demás, pero esto no se cura con una píldora o una pastilla” agregó.


Resaltó que es la  re educación de la sociedad mediante  valores propositivos, que se puede lograr atacar este problema, porque no se puede cerrar los ojos y decir que no sucede nada, por miedo o temor como excusa para no ver lo que sucede de una realidad.