Debe militancia panista marcar el nuevo rumbo del PAN: Javier Corral Imprimir
Política - General
Escrito por redacción   
Viernes, 03 de Agosto de 2012 17:34

Conforman grupo de reflexión; presentarán propuestas ante el Consejo Nacional.

Tras el resultado electoral del pasado primero de julio, atañe a los militantes panistas definir y en su caso, hacer las rectificaciones necesarias para responder a las demandas ciudadanas.

Así lo afirmó Javier Corral Jurado, quien, entrevistado por el periodista Antonio Payán en torno a la situación que priva al interior de Acción Nacional,  consideró que la dirigencia de Gustavo Madero debe continuar hasta cumplir el mandato para el que fue electo por el consejo nacional.

Recalcó además, que el panismo no debe prescindir de una figura como la de Felipe Calderón en la construcción de lo que el partido debe ser y hacer en el futuro a partir de un diagnóstico de lo que ha pasado, “pero eso no significa que pueda y deba encabezarlo,  debe ser la militancia la que aporte su diagnóstico y señale las acciones necesarias para reivindicar las banderas del PAN, recuperar su talante y rescatar su verdadera identidad”.

En ese sentido, adelantó que el partido no está en posibilidad de realizar una asamblea extraordinaria, pues eso significaría rebasar a la militancia. El también expresidente estatal del PAN en Chihuahua ahondó en su análisis al afirmar que “la crisis que atraviesa al partido no tiene un origen ideológico o doctrinal, sus fundamentos son sólidos y han demostrado su validez filosófica; lo que necesitamos es un nuevo enfoque, una nueva proyección de programa y plataforma, pero más que nada de reestructura organizacional”.

Así por ejemplo, consideró necesario que la modificación de los procesos de elección  de dirigentes y candidatos se concrete a través de una reforma del método para integrar los consejos a fin de eliminar las disputas de los grupos que en acarreos masivos imponen decisiones predeterminadas a partir de listas que se distribuyen con antelación y hasta se enmican o   imprimen en papel con sello de agua.

“El panismo debe renovar nuestro pacto ético en lealtad a la tradición democrática y el combate a la corrupción. Más que un problema de estrategias de campaña, el problema del PAN es de ruptura moral, porque fue la connivencia con prácticas cuestionables, el origen de la debacle cuyos efectos hoy vivimos”.

Calidad moral, necesaria en la reconducción panista

El próximo 11 de agosto, un grupo de reflexión que integra a exgobernadores panistas, así como líderes nacionales del albiazul, presentarán un documento de propuesta ante el Consejo Nacional, informó Javier Corral.

Detalló que un elemento que ha identificado en el grupo de reflexión conformado por  Ernesto Ruffo, Carlos Medina, Fernando Canales Clariond, Juan Carlos Romero Hicks, Juan Antonio García Villa, el propio Corral y panistas de diferentes épocas, etapas y responsabilidades públicas, identifica un claro problema: En los últimos años, los procesos de expulsión del PAN se han realizado sobre miembros del partido que han hecho expresiones sobre dirigentes, decisiones o actos del partido, se les ha expulsado por ejercicio de opinión;  no hay un solo caso de un miembro del partido expulsado por actos de corrupción, fraude electoral, por manejo indebido de recursos; y eso ante los ojos de la gente termina lastimando la credibilidad partidista, aseveró.

De modo que en 70 años “nos condujimos radicalmente duros con el adversario político por el tema de la corrupción, que luego se repite en nuestro seno, sumando a la corrupción la hipocresía y  la impunidad en hechos denunciados que no reciben castigo”.

Corral Jurado consideró además, que del grupo de exgobernadores: Medina, Ruffo, Barrio, Romero Hicks y Canales, “debiera surgir el nuevo liderazgo del PAN para conducir el proceso de renovación, porque se necesita calidad moral para conducir un proceso de esa envergadura  en un proceso de puede darse en dos etapas: una primera edición de reformas estatutarias, sobre todo modificando los métodos de elección de los órganos del partido y a partir de una nueva dirigencia, iniciar el proceso de renovación en cambios estatutarios, diseño institucional y relanzamiento de nuestra oferta programática”.

En relación al caso de Chihuahua, consideró Corral que se trata de un tema de impunidad. “Lo que más daña a la militancia es que conductas ya no digamos de deslealtad de apoyar a otros candidatos, sino que los hechos del 19 de febrero que avergonzaron al PAN en el país, queden impunes. Ese es el problema mayor que traemos ahora, se trata de una fractura moral muy fuerte. El partido debe hacer los deslindes que tengan que hacerse, tomar medidas, salir del inmediatismo electorero que pospone la recuperación del partido”.

Corral Jurado concluyó afirmando que “La justicia interna no debe posponerse más, porque no se está representando a la gente ni a los valores del PAN”.